Ir al contenido principal

¿Por qué trabajar con el HEMISFERIO DERECHO?

  Aunque se ha avanzado una barbaridad en el estudio del cerebro humano éste sigue siendo uno de los grandes enigmas del universo. ¿Cómo funciona? ¡Hay tanto aún por desvelar! Y es que el cerebro y sus funciones y/o capacidades están más introducidas en nuestro día a día de lo que pensamos, pero aún así no lo tenemos en cuenta, ya que no somos conscientes de ello. En mis clases, cuando un alumno llega en su primer día le hablo acerca del cerebro, de sus dos hemisferios y de por qué es tan importante trabajar el derecho y tener a los dos lo más equilibrados posible. Considero la información un punto básico, necesario para poder empezar a trabajar con la creatividad. Al fin y al cabo el actor trabaja con los "porqués" así que lo mejor es empezar dando esos "porqués" (seas actor o no el encontrar el "porqué" de cada situación puede resultar un alivio, o un trampolín, ¡así que es bueno para todos!).



Los dos hemisferios

  El cerebro humano se divide en dos hemisferios: derecho e izquierdo. Son parecidos en cuanto apariencia y funciones pero se desarrollan de forma distinta dependiendo de cada función. Cada hemisferio controla una parte de nuestro cuerpo dividiéndolas también en lado derecho e izquierdo, pero ejerce el control de forma cruzada. Es decir: el hemisferio derecho controla el lado izquierdo y el izquierdo controla la parte derecha del cuerpo. En realidad no tenemos un cerebro si no dos, somos dos mentes en una.  El hemisferio izquierdo es el verbal, analítico y objetivo. Éste controla el habla, los cálculos matemáticos, la comprensión de la lectura... El hemisferio derecho es el no verbal, global, subjetivo. Es el perceptivo, el creativo e imaginativo, emocional, artístico. Pues bien, a lo largo de la historia y hasta hace relativamente poco se creía que el hemisferio derecho no había evolucionado como el izquierdo, que se había quedado atrás y que incluso podríamos vivir perfectamente sin él, como si de una muela del juicio se tratase. Así han llegado hasta nuestros días expresiones en nuestro lenguaje que lo corroboran: (recordamos que el hemisferio derecho controla la parte izquierda) "Hacer las cosas al derecho" es hacerlas bien, "levantarse con el pie izquierdo" es tener un mal día, etc. Padres y educadores han tratado durante años de evitar que se escribiese con la mano izquierda (de ahí parten muuuuchos problemas posteriores), en política la derecha es la conservadora, y la izquierda promueve el cambio. Así pues el hemisferio derecho trata con conceptos de anarquía, de emociones y de improvisación, temas todos ellos que asustan a la sociedad al no poder ser medidas o controladas (supuestamente). Con lo cual el sistema educativo, en mi opinión más que obsoleto (tanto como las lobotomías!), se centra en desarrollar el hemisferio izquierdo (análisis, datos, cálculo, linea de pensamiento recta, clara e igual en todos los individuos) y deja de lado el derecho (el arte, la creatividad, las nuevas ideas, el ¡Eureka! del mundo). Educamos a nuestros hijos para ser todos iguales (prolifera el buying escolar hacia los que son diferentes), y no desarrollamos la parte del cerebro que nos ayuda a sentirnos felices, a encontrar la felicidad en las pequeñas cosas, a vivir el día a día, si no que todo va encaminado a conseguir llegar a una meta prefijada, todo son objetivos que cumplir, todo son, en definitiva, personas descontentas. 

La importancia de desarrollar el hemisferio derecho

  Por todo lo dicho NECESITAMOS recuperar ese hemiferio, necesitamos creatividad para tener nuevas ideas y cambiar lo que esté mal, necesitamos la visión subjetiva para comprender y aceptar nuestros sentimientos, necesitamos la imaginación para solucionar problemas y encontrar formas de salir adelante, y necesitamos la visión detallada y libre de este hemisferio para poder encontrar la felicidad en la travesía y no en la meta, para poder ver todos los pequeños momentos de felicidad de los que podemos disfrutar y que sin embargo dejamos pasar por no formar parte de un estado continuado y eterno que erróneamente creemos que ha de llegar y que si no conseguimos tenemos todo el derecho de sentirnos deprimidos y desgraciados. ¡NECESITAMOS LA CREATIVIDAD Y EL ARTE EN NUESTRAS VIDAS! 


*Bibliografía: "Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro" Betty Edwards. Ed. Urano
  http://www.amazon.es/
*Fotografía, dibujo y texto: Sofía Herrera de Alvaro
*Modelo:  Úrsula Villalta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercicio para el hemisferio derecho del cerebro

Desarrollando el hemisferio derecho, trabajando la creatividad, tendremos otra visión de la vida y sus situaciones. Otra visión o una visión más añadida a la que nos ofrece nuestro dominante hemisferio izquierdo. Para poder ver el lado bueno de las cosas ambos hemisferios han de trabajar al mismo nivel. Pongamos como ejemplo el color blanco: usando un solo hemisferio diremos que algo es blanco y ya está. El otro hemisferio será el que vea (y de nombre subjetivo) el blanco roto, blanco crudo, blanco cáscara de huevo.... Da igual la edad que tengamos, podemos APRENDER A VER, APRENDER A PENSAR, APRENDER 
 A SENTIR, APRENDER A OÍR.

Lenguaje corporal: la sonrisa

¿Para qué sonreímos? Quizá muchos me responderéis con rapidez: "para parecer

amigables" o bien "para hacer que los demás se sientan agusto". Y todos estaréis de acuerdo en que podemos sonreir de forma sincera o fingida ¿verdad? Pues hay mucho más en una sonrisa, aunque todo la anterior sea cierto. De hecho hay más que sólo un par de tipos de sonrisa y todas tienen su explicación.

  La sonrisa genera una reacción positiva en los demás, y es que, como animales al fin y al cabo que somos, la primera lección de supervivencia es que lo que debemos hacer antes de nada es mostrar a otros de nuestra especie que no somos una amenaza, que venimos en son de paz, sumisos y que desamos ser aceptados. Y esto nos viene de serie, es un gesto primitivo. Pero no pasemos por alto este matiz: la sonrisa es un gesto de sumisión. Así que, en el lado contrario, quién no sonríe mucho, o se nos presenta sin sonrisa alguna nos está dejando claro que no es alguien sumiso, que no le importa s…

Calentamiento físico para una clase de Expresión Corporal

Es conveniente calentar el cuerpo mínimamente antes de empezar una clase de Expresión Corporal, ya que las clases suelen ser muy movidas, con mucha actividad, así que será preciso ir de menos a más con el objetivo de tener nuestro cuerpo (una de nuestras herramientas como actores) listo para que podamos expresarnos con él de forma lo más cercana posible a nuestra imaginación. Este calentamiento de articulaciones no estaría de más antes de cualquier clase para actores, ya que el actor siempre trabajará con su cuerpo y es preferible tenerlo activo para empezar a crear. De todas formas el calentamiento de una clase de Expresión Corporal no se basará meramente en los típicos ejercicios que todos conocemos, preparatorios para un ejercicio gimnástico o deportivo. Desde el primer movimiento que se realice en una clase como ésta la imaginación y el querer expresar van a estar presentes.  Todo es una escena.