CANTAR COMO TERAPIA

  Cuando estamos contentos cantamos, y ¿por qué no cantar cuando estamos tristes para animarnos? Pues sí, funciona a la inversa también. Una buena forma de levantar el ánimo cuando estamos tristes es ponernos a cantar. Al principio no tienes ninguna gana pero si le das una oportunidad y continúas cantando poco a poco te irás concentrando más en cantar y menos en tu pesar y te sentirás mejor.
  Esto se debe a diversos factores:



- Al cantar generamos endorfinas, esas moléculas de la felicidad que TODOS podemos generar fácilmente, son neurotransmisores opioides producidos en el Sistema Nervioso Central como moduladores del dolor.

- Las vibraciones del sonido tienen efecto calmante.

- Es una forma de expresar nuestras emociones sin tener que definirlas ni identificarlas, simplemente dejamos que salgan y nos liberamos.

- Entrenas la memoria y la atención

- ¡Atención! Se ha demostrado científicamente que cantar FORTALECE EL SISTEMA INMUNOLÓGICO (En la University of Frankfurt hicieron un estudio de la sangre antes y después)

 - Oxigenas tu cuerpo haciendo trabajar los pulmones a mayor capacidad y la respiración diafragmática


¡Genial! ¿Verdad? No importa si cantas bien o mal, el caso es ¡CANTAR! Cantar libremente, olvidando vergüenzas, sin CRITICARTE.

Como ejemplo te dejo un vídeo que realicé con alumnos. El objetivo no era cantar bien si no cantar en grupo, sin criticarse, y con unos parámetros de organización, consiguiendo sacar adelante una escena controlando a la vez la interpretación, la canción y la coreografía, además de cantar a varias voces para entrenar el oído. Aunque el resultado no es un disfrute para quien escucha liberó mucho a los alumnos y los ayudó a verse capaces de participar en  proyectos distintos a los que siempre realizaban.




  Ya sabes: canta a diario y siéntete mejor! Es gratis!







Libros sobre canto:
http://www.amazon.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí. Todos los comentarios son revisados.