Ir al contenido principal

Los niños necesitan creatividad. Cómo ponerlo en práctica.


  Es más: los niños TIENEN DERECHO  a la creatividad. Recuerdo cuando llevé por primera vez a mi gatito al veterinario. Después de vacunarlo y hacer todo lo necesario para su salud física el hombre me dijo que si quería que creciese bien y sano tenía que jugar mucho con él. ¡Y eso me lo dijo el veterinario para mi gato y no nos lo dicen para nuestros hijos ni médicos ni educadores!. ¿Por qué? (Espero que no se saquen de lugar mis palabras ni se piense que estoy equiparando a los niños con los gatos. Siempre hay que estar con mil ojos con "lo políticamente correcto"). Ya he mencionado en post anteriores al cerebro. Y es que nuestro cerebro necesita que lo desarrollemos y una de las cosas que mejor sirven para el caso es la creatividad, la imaginación, lo artísitico, lo libre. Pues en contraposición a esto (que está más que demostrado) nuestro sistema educativo sigue sin darle ninguna importancia a esta "asignatura". Llenamos las cabezas de nuestros hijos con datos irrebocables y casi no dejamos lugar para que piensen por sí mismos, tengan ideas propias u opinen. ¿Cómo van entonces a desarrollar su personalidad? Desarrollarán la de otro, la impuesta, pero no la suya. En cuanto a esto los padres y la sociedad tenemos bastante culpa también. Queremos que nuestros hijos sean iguales a los que la sociedad a abanderado como "los mejores" y si son distintos a todo lo conocido son "raros" (que no "irrepetibles") o una desilusión porque no cumplen con nuestras espectativas. Pero esas espectativas son tremendamente IRREALES porque se basan en nuestros anhelos y desilusiones personales como adultos, cuando lo que sí es REAL es nuestro hijo como ente independiente y maravilloso tal cual.


  Solemos educar con el NO. "Eso NO se hace" , "eso NO se dice", "eso NO está bien". (¡Qué poco creativo, qué aburrido!) Y claro que hay que poner límites y enseñar que es lo que no se debe hacer pero muy pocas veces explicamos el PORQUÉ NO ni damos el ejemplo de qué sería lo que SÍ se puede, sí se dice, o sí está bien. Además si nos paramos un momento a recapitular veremos que les decimos a nuestros hijos muchos "NO" que no sirven para enseñarles tanto como para hacerles mayores lo antes posible. Presumimos de que nuestros hijos son muy maduros cuando en realidad eso es una lástima. Un niño tiene derecho a ser niño el tiempo que le toque. Tiene derecho a ensuciarse la ropa, tiene derecho a ser mimoso, tiene derecho a ser egocéntrico, tiene derecho a la fantasía (¡por favor! ¡cuántos padres me han venido preocupadísimos porque sus hijos "tienen mucha fantasía" y se pasan mucho rato "soñando despiertos"!¡De gracias, su hijo aún es un niño!), tiene derecho a llorar y por supuesto TIENE DERECHO A TENER LÍMITES. Parece complicado pero no lo es, sólo es un cambio de esquema mental, y eso se consigue SIENDO CREATIVO, viendo y escuchando de verdad a nuestros hijos. ¿Cómo empezamos a ser creativos? siendo humildes, es decir, no dando por sentado que lo que sabemos es la única respuesta.  

  TODO ES POSIBLE. Por ejemplo: nuestr@ hij@ está contando una historia y dice que "la jirafa volaba en un barco que corría con 11 patitas" . Y su mamá responde poniendo voz de niña de 2 años: "No, mi vida, las jirafas no vuelan, las jirafas van por la? tieeeerra ¡muy bien! y los barcos van por el? maaaaar y no tienen patas ¡bieeeeeeen!"  Sí, qué bien, qué divertido, la mamá le ha quitado toda la diversión. Luego irán al cine algún día a ver una película en la que un barco pirata surca las nubes persiguiendo a una jirafa dorada voladora que es el tesoro de Patatín Patatán. Y será un éxito de taquilla y el director dirá que se le ocurrió el tema para el guión escuchando jugar a sus hijos. Punto.
  
A poner en práctica:
- No corrijas constantemente a tus hijos, y menos cuando estén creando. Es más sígueles el tema. Si están contando historias locas añade tú datos más locos aún. Si están pintando pinta con ellos y salte de las líneas, pinta de morado los limones, de verde las caras y dibuja casas redondas... si están bailando (o más importante si no lo hacen) baila tú también de la forma más libre y enérgica que puedas.  

- No dejes que vean tu timidez porque se la transmitirás y la aprenderán, al igual que tus miedos.  Un niño tímido es un niño cohibido, un niño que ha aprendido que si no va ha hacerlo bien mejor que no lo haga.

- No trates a tu hijo como un adulto, ya tendrá tiempo de serlo (y a hartarse de ello también). Pero tampoco le hables como a un dibujo animado. Habla de forma coherente y sencilla, aunque es bueno que añadas vocabulario nuevo siempre que puedas.

-Si preguntas escucha su respuesta. (Escucha con los oídos, los ojos y todo tu ser)

- Hay una pregunta que me encanta hacerles a los niños (sobre todo cuanto más pequeños son o si ya llevan un tiempo en mis clases y su cabecita ha vuelto a la saludable "Nunca Jamás" de Peter Pan) : "Dime y tú ¿qué eras cuando eras mayor?"  ¡Las respuestas son maravillosas y toda una lección! Digo una lección porque puede parecer una pregunta sin sentido y en cambio los niños responden a ella con todo el sentido y seriedad del mundo. Así que admitámoslo: ellos tienen todas las respuestas.


Fotos: Sofia Herrera de Alvaro


Más sobre ejercicios y juegos para niños:
  http://www.amazon.es/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lenguaje corporal: la sonrisa

¿Para qué sonreímos? Quizá muchos me responderéis con rapidez: "para parecer

amigables" o bien "para hacer que los demás se sientan agusto". Y todos estaréis de acuerdo en que podemos sonreir de forma sincera o fingida ¿verdad? Pues hay mucho más en una sonrisa, aunque todo la anterior sea cierto. De hecho hay más que sólo un par de tipos de sonrisa y todas tienen su explicación.

  La sonrisa genera una reacción positiva en los demás, y es que, como animales al fin y al cabo que somos, la primera lección de supervivencia es que lo que debemos hacer antes de nada es mostrar a otros de nuestra especie que no somos una amenaza, que venimos en son de paz, sumisos y que desamos ser aceptados. Y esto nos viene de serie, es un gesto primitivo. Pero no pasemos por alto este matiz: la sonrisa es un gesto de sumisión. Así que, en el lado contrario, quién no sonríe mucho, o se nos presenta sin sonrisa alguna nos está dejando claro que no es alguien sumiso, que no le importa s…

Ejercicio para el hemisferio derecho del cerebro

Desarrollando el hemisferio derecho, trabajando la creatividad, tendremos otra visión de la vida y sus situaciones. Otra visión o una visión más añadida a la que nos ofrece nuestro dominante hemisferio izquierdo. Para poder ver el lado bueno de las cosas ambos hemisferios han de trabajar al mismo nivel. Pongamos como ejemplo el color blanco: usando un solo hemisferio diremos que algo es blanco y ya está. El otro hemisferio será el que vea (y de nombre subjetivo) el blanco roto, blanco crudo, blanco cáscara de huevo.... Da igual la edad que tengamos, podemos APRENDER A VER, APRENDER A PENSAR, APRENDER 
 A SENTIR, APRENDER A OÍR.

Diferencias entre niños de alta demanda, niños hiperactivos y niños nerviosos

Todos los niños son demandantes, porque todos nos necesitan total y

exclusivamente para su desarrollo. Hay que hacerse a la idea de que tener un hijo supone, entre otras muchas cosas, que se genera un vínculo de por vida. Ese vínculo conlleva que siempre estaremos preocupados por él, siempre haremos los posible porque sea feliz y que, al menos durante los primeros años, volcaremos toda nuestra energía, nuestro tiempo, nuestro ser, en ayudarles a que se desarrollen adecuadamente y hacia la autosuficiencia.
  Pues bien, teniendo claro que lo normal es que haya situaciones en las que nuestros hijos nos agoten y no podamos más, vamos a intentar encontrar las señales que indican que mi hijo no es sólo un niño activo y despierto sino que hay algo más.