Ir al contenido principal

Consejos para actores ANTES DE SALIR A ESCENA

  Antes de salir a escena en una representación teatral los nervios nos dominan y, por muy bien que sepamos nuestro papel, ese momento se convierte en el más difícil de afrontar para un actor. Y es que hasta el más experimentado siente vértigo antes de salir. Los actores estamos constantemente formándonos y reciclando nuestros conocimientos, la carrera de arte dramático no termina nunca, pero en ningún taller o
curso nos explican qué hacer exactamente para empezar nuestra representación de la mejor manera posible. Lo común es ver actores tras el telón calentando su voz y su cuerpo de maneras que para un profano pueden parecer poco más que absurdas y enloquecidas. Según mi opinión y mi experiencia eso es exactamente lo que suelen ser. Tantos talleres y tanta formación para que justo en el momento crítico los actores nos dejemos dominar por los nervios y perdamos el norte por completo. Lo que es peor, hacemos ejercicios que no sólo no nos ayudan si no que pueden dañar nuestro cuerpo y nuestra voz. Gritos despavoridos y sin control, movimientos exagerados y sobre actuados... inútil todo. No hay una sola forma correcta de calentar antes de entrar a escena. Cada cual tiene que encontrar la forma que mejor le sirva para su propósito de acuerdo a su personalidad. Pero hay unas cuantas reglas básicas que a todos nos pueden ayudar:


NO

1. No hagas un pase de texto en el último momento (ni siquiera en todo el día del estreno)
2. No hagas un ensayo general el mismo día de la representación
3. No fuerces tu voz ni trates de calentarla con gritos o salidas fuertes de sonidos
4. No te golpees el pecho ni el cuerpo (suena raro? pues está muy extendida esta práctica...en fin)
5. No bebas mucho, unos sorbitos de agua espaciados serán suficientes
6. No tomes chocolate, y reduce los dulces
7. No tomes bebidas con hielo o gas
8. Cuidado con tu calentamiento corporal, no te hagas daño haciendo en frío movimientos muy exagerados

SI

1. 10 minutos antes de salir a escena calienta el diafragma
2. Haz 1 ejercicio de calentamiento de cuerdas vocales
3. Disfruta del día, desconecta de la obra, sal a comer, da un paseo...  
4. Date unos minutos de silencio y concentración, respira, piensa en cómo sale a escena tu personaje y permite que a medida que la representación avance vaya fluyendo
5. OLVIDA TODO EL TRABAJO. Si has trabajado bien, estará ahí y saldrá


Os dejo un vídeo donde lo explico de forma más exptensa y explico los porqués de cada punto.


   

 

Libros sobre la Técnica William Layton en:

http://www.amazon.es/




Comentarios

Entradas populares de este blog

Lenguaje corporal: la sonrisa

¿Para qué sonreímos? Quizá muchos me responderéis con rapidez: "para parecer

amigables" o bien "para hacer que los demás se sientan agusto". Y todos estaréis de acuerdo en que podemos sonreir de forma sincera o fingida ¿verdad? Pues hay mucho más en una sonrisa, aunque todo la anterior sea cierto. De hecho hay más que sólo un par de tipos de sonrisa y todas tienen su explicación.

  La sonrisa genera una reacción positiva en los demás, y es que, como animales al fin y al cabo que somos, la primera lección de supervivencia es que lo que debemos hacer antes de nada es mostrar a otros de nuestra especie que no somos una amenaza, que venimos en son de paz, sumisos y que desamos ser aceptados. Y esto nos viene de serie, es un gesto primitivo. Pero no pasemos por alto este matiz: la sonrisa es un gesto de sumisión. Así que, en el lado contrario, quién no sonríe mucho, o se nos presenta sin sonrisa alguna nos está dejando claro que no es alguien sumiso, que no le importa s…

Ejercicio para el hemisferio derecho del cerebro

Desarrollando el hemisferio derecho, trabajando la creatividad, tendremos otra visión de la vida y sus situaciones. Otra visión o una visión más añadida a la que nos ofrece nuestro dominante hemisferio izquierdo. Para poder ver el lado bueno de las cosas ambos hemisferios han de trabajar al mismo nivel. Pongamos como ejemplo el color blanco: usando un solo hemisferio diremos que algo es blanco y ya está. El otro hemisferio será el que vea (y de nombre subjetivo) el blanco roto, blanco crudo, blanco cáscara de huevo.... Da igual la edad que tengamos, podemos APRENDER A VER, APRENDER A PENSAR, APRENDER 
 A SENTIR, APRENDER A OÍR.

Diferencias entre niños de alta demanda, niños hiperactivos y niños nerviosos

Todos los niños son demandantes, porque todos nos necesitan total y

exclusivamente para su desarrollo. Hay que hacerse a la idea de que tener un hijo supone, entre otras muchas cosas, que se genera un vínculo de por vida. Ese vínculo conlleva que siempre estaremos preocupados por él, siempre haremos los posible porque sea feliz y que, al menos durante los primeros años, volcaremos toda nuestra energía, nuestro tiempo, nuestro ser, en ayudarles a que se desarrollen adecuadamente y hacia la autosuficiencia.
  Pues bien, teniendo claro que lo normal es que haya situaciones en las que nuestros hijos nos agoten y no podamos más, vamos a intentar encontrar las señales que indican que mi hijo no es sólo un niño activo y despierto sino que hay algo más.