Ir al contenido principal

Música para el desarrollo

   Los beneficios de la música en el ser humano son muchos y muy valiosos. Escuchar una u otra música puede provocarnos reacciones distintas, dependiendo del momento y de nuestro estado anímico. Reduce el estrés, libera endorfinas, estimula el cerebro... ¡Todo positivo!


Para los niños:

  Introducir la música en tu casa, en tu día a día, en la vida de tus hijos es extremadamente necesario. Ayuda al desarrollo cerebral, a la memoria, a su psicomotricidad, a su creatividad... A todos nos ha pasado que al escuchar cierta canción nos vienen a la mente recuerdos de cuándo y cómo escuchamos aquella misma pieza en el pasado. Criar a tus hijos con musica es regalarles la banda sonora de su vida. Además, el hecho de que puedan relacionar vivencias con música indica que son capaces de expresar sus emociones, aunque no sea de palabra, que no han generado barreras emocionales, por así decirlo. A medida que nos hacemos mayores las experiencias de la vida van haciendo que nos encerremos en nosotros mismos a modo de protección. Lo que pasa es que con el tiempo perdemos la capacidad de expresar cómo nos sentimos y esa falta de liberación puede llevarnos a sufrir sin saber exáctamente porqué. Si desde antes de nacer la música está presente en nuestra vida de forma constante y variada tendremos una forma de canalizar y expresar libre y maravillosa, sin esfuerzo, estaremos dando a nuestros hijos una llave para "dejar salir y no acumular", una medicina que podrán aplicarse a sí mismos más adelante para curarse emocionalmente. Criamos a nuestros hijos para que sean personas buenas, felices, justas... ¡pues para conseguir todo es necesario el ARTE! Si permites que se libere y crezca su creatividad estás dando armas a tu hijo para que encuentre salida a todos los problemas, para que sepa encontrar la felicidad en las pequeñas cosas, ¡incluso estás ampliando su capacidad de estudio! La música relaja la mente, si de vez en cuando le das un descanso rendirá mejor. Nunca es bueno forzar la máquina. 
  Puedes introducir la música en la vida de tu hijo de todas las formas que se te ocurra: escucharla, bailarla, cantarla, tocarla... 

Tocar un instrumento:

  Aprender a tocar un instrumento es o debería ser básico en la educación. La música tiene su propia escritura, lectura e idioma. Se escribe con normas distintas, sobre un papel distinto, hablas con el alma y las emociones y no con las palabras, la lees con tus manos o cantando. Por lo tanto la ampliación de los esquemas cerebrales y su capacidad es total. Aprendemos un lenguaje de emociones. ¡Es mágica! De acuerdo que hay partes del solfeo que son muy pesadas, pero en su favor diré que hay otras que no pueden expresarse si no de una forma abstacta, y eso es genial. Pondré un ejemplo: recuerdo un profesor de música que tuve que para enseñarnos a distinguir los sostenidos de los bemóles al escucharlos nos dijo que los primeros sonaban alegres y los segundo tristes. Sencillo ¿verdad? Sólo tienes que pulsar en un piano una nota de cada y no te quedará duda, es tal cual. Y con esa explicación ya estás relacionando emociones con sonidos, ya estás poniendo a trabajar en conjunto diversas partes del cerebro, partes que nuestro sistema educativo suele trabajar por separado (o directamente no trabaja muchas de ellas).
  Ahora bien, estoy hablando de los beneficios del proceso de aprendizaje de la música, no de exigir a nuestros hijos o a nosotros mismos el llegar a ser unos virtuosos del instrumento musical o morir en el intento, que enseguida nos ponemos los padres muy militares con el tema. Se trata de que les guste, no de que lo aborrezcan. De hecho si queremos apuntar a nuestros hijos a clases de música aconsejo que busquéis academias donde dejen de lado el solfeo al principio y que permitan a los niños tocar instrumentos desde el primer día (Método Suzuki) Y si puede ser que aprendan todo a través del instrumento mejor que mejor. Si los niños no van felices a clase, mal asunto, mejor que no vayan.

Para los actores

  Los actores, como artistas que somos, necesitamos inspiración. Cada uno la encuentra a su manera. Yo me inspiro con la musica. Todos mis trabajos de dirección tienen una música escogida a conciencia, y puedo decir que el público siempre tiene palabras significativas para las bandas sonoras de mis obras. Y eso es lo que pretendo, así que no es sólo la idea que yo me monto en mi cabeza, es que esa idea llega al público. Cuando no sé por dónde empezar a escribir, o a buscar un personaje, me centro en una sola emoción que me provoque el tema en cuestión. Una emoción que describa a mi personaje, por ejemplo. Y luego busco una música que concuerde, a mi modo de sentir, con esa emoción. Cuando la encuentro dejo que la música suene y la escucho sin exigirme nada. Siempre termina por canalizar mi creatividad y ponerla en marcha. Hay otras piezas que simplemente me embriagan, me inundan. Esas son mis piezas comodín. Si tengo un bloqueo de los que hacen época, si ni siquiera soy capaz de encontrar una emoción que describa a mi personaje o lo que quiero escribir sólo tengo que escuchar esos temas comodín. Algo saldrá.
  Temas comodín (para mí, claro):

- Norma. Bellini. Ópera 
- Eduardo Manostijeras. Danny Elfman. B.S.O.
- Imaginations from the other side. Blind Guardian. Gothic metal.
- Tarántula. Mónica Naranjo. Mezcla electro,gótico,ópera... 



Como véis muy distintas las 4 pero cada una me sirve para momentos y creaciones distintas. Encuentra tus comodines y siempre tendrás un "por dónde empiezo" para tu creatividad.

Para padres

  Os voy a dejar unos cuantos ejemplos de músicas para usar con vuestros pequeñuelos y con vosotros mismos.
 Una buena idea es despertar a los niños por las mañanas con



Es mejor crear un mundo mágico a los niños y despertarlos suavemente que con la estridencia de los despertadores o el stress de un nuevo día. En serio, cuando yo era adolescente a mi padre le dio por despertarnos a mi hermano y a mi tocando una bocina de esas que se usan en los campos de fútbol. Os aseguro que eso sólo conseguía acentuar y justificar mi "edad del pavo". Jaja, malo, malo.

O con esta otra:


Una lista:

- Yann Tiersen
- Danny Elfman
- Cirque du Soleil
- Jakie Wilson ¡esta es genial! Además el vídeo les encantará :




  Unas os servirán para despertarlos, otras para dormirlos y algunas podrán ser las bandas sonoras de sus juegos ¡sí! Poned música a sus juegos o poned una pieza y esperad a que les inspire a jugar a algo. Escuchad de todo, no limitéis sólo la lista a aquello que se considera "culto", la música está para divertirse y nunca se sabe dónde puede estar la inspiración. Lo importante es conocer, aprender y que generen criterio, si una música no les gusta que puedan decir porqué no les gusta. 

  Espero que os guste y os sea útil el arículo de hoy. Dejad vuestras dudas, comentarios, aportaciones y ¡gracias!  


Música en:

http://www.amazon.es/

  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lenguaje corporal: la sonrisa

¿Para qué sonreímos? Quizá muchos me responderéis con rapidez: "para parecer

amigables" o bien "para hacer que los demás se sientan agusto". Y todos estaréis de acuerdo en que podemos sonreir de forma sincera o fingida ¿verdad? Pues hay mucho más en una sonrisa, aunque todo la anterior sea cierto. De hecho hay más que sólo un par de tipos de sonrisa y todas tienen su explicación.

  La sonrisa genera una reacción positiva en los demás, y es que, como animales al fin y al cabo que somos, la primera lección de supervivencia es que lo que debemos hacer antes de nada es mostrar a otros de nuestra especie que no somos una amenaza, que venimos en son de paz, sumisos y que desamos ser aceptados. Y esto nos viene de serie, es un gesto primitivo. Pero no pasemos por alto este matiz: la sonrisa es un gesto de sumisión. Así que, en el lado contrario, quién no sonríe mucho, o se nos presenta sin sonrisa alguna nos está dejando claro que no es alguien sumiso, que no le importa s…

Ejercicio para el hemisferio derecho del cerebro

Desarrollando el hemisferio derecho, trabajando la creatividad, tendremos otra visión de la vida y sus situaciones. Otra visión o una visión más añadida a la que nos ofrece nuestro dominante hemisferio izquierdo. Para poder ver el lado bueno de las cosas ambos hemisferios han de trabajar al mismo nivel. Pongamos como ejemplo el color blanco: usando un solo hemisferio diremos que algo es blanco y ya está. El otro hemisferio será el que vea (y de nombre subjetivo) el blanco roto, blanco crudo, blanco cáscara de huevo.... Da igual la edad que tengamos, podemos APRENDER A VER, APRENDER A PENSAR, APRENDER 
 A SENTIR, APRENDER A OÍR.

Calentamiento físico para una clase de Expresión Corporal

Es conveniente calentar el cuerpo mínimamente antes de empezar una clase de Expresión Corporal, ya que las clases suelen ser muy movidas, con mucha actividad, así que será preciso ir de menos a más con el objetivo de tener nuestro cuerpo (una de nuestras herramientas como actores) listo para que podamos expresarnos con él de forma lo más cercana posible a nuestra imaginación. Este calentamiento de articulaciones no estaría de más antes de cualquier clase para actores, ya que el actor siempre trabajará con su cuerpo y es preferible tenerlo activo para empezar a crear. De todas formas el calentamiento de una clase de Expresión Corporal no se basará meramente en los típicos ejercicios que todos conocemos, preparatorios para un ejercicio gimnástico o deportivo. Desde el primer movimiento que se realice en una clase como ésta la imaginación y el querer expresar van a estar presentes.  Todo es una escena.