Ir al contenido principal

Juego infantil: Pasa el cuento

  Contar cuentos a los niños es algo que tendría que convertirse en un hábito de cada día. Es una buena manera de conseguir que tengan ganas de irse a dormir, les ayuda a no tener pesadillas y guardarán como un tesoro a ese momento con papá o con mamá que es sólo para ellos. Llevamos una vida en la que casi no podemos pasar tiempo con nuestros hijos, pero no depende tanto de la cantidad como de la calidad. Y es por ello que os propongo aquí una forma de hacer aún más especial esos minutos al día (ya sea antes

de dormir, en el trayecto al cole o a alguna clase extraescolar, a la hora del baño... cualquier momento es bueno mientras lo encuentres y lo mantengas). No todos tenemos talento para contar cuentos, no sabemos poner distintas voces o leer de forma creativa, pero este ejercicio sirve tanto para los niños como para los adultos ya que mientras cuentas la historia estarás ejercitando tu cerebro, tu creatividad.
  En el colegio a los niños les transmiten los cuentos de toda la vida. De bien pequeños ya podrán hablarte de Caperucita, Blancanieves, y Cenicienta. Que los cuentos no se pierdan de generación en generación es genial y necesario. Pero  ¿y si en vez de repetir siempre los mismos cuentos vamos añadiendo historias propias?



El ejercicio: Pasa el cuento

  •  Escogemos un objeto cualquiera de la habitación.
  • Ponemos una alarma de reloj o similar que suene a los 5 minutos (a medida que se domine mejor el juego podemos ampliar la dificultad aumentando los minutos)
  • Contaremos la historia entre todos pero sólo hablará aquel que porte el objeto.
  • El objeto tiene que aparecer en la historia pero no con el uso real que tiene. Hay que inventarse otros usos. Por ejemplo:   Un cojín --------------- en la historia lo uso como sombrero
  • Cada uno contará un párrafo de historia por turno, y en cada turno el objeto se usará de una forma loca y diferente.
  • Como siempre en la Creatividad Conductiva los párrafos de historia que se cuenten y el uso del objeto tendrán su Expresividad Corporal correspondiente.
  • La historia es inventada de cabo a rabo.
  • Cuando suene la alarma, el que porte el objeto será el encargado de contar la historia completa, tratando de recordar todo lo que se ha contado, con los usos locos del objeto, su expresividad corporal y el orden en que fue contado todo.

¿Qué te parece? Todos trabajamos nuestra cabecita con este juego! Además como la historia es inventada entre todos y todos participan se vuelve un momento muy especial y más personal entre padres e hijos. Se divertirán muchísimo pero, como una de las reglas es la alarma, no te llevará más de unos minutos terminar.  Es importante hacer juegos que rompan los esquemas fijados por el día a día, la sociedad y las obligaciones. Algo tan sencillo como usar un objeto de mil maneras locas diferentes consigue que tanto los niños como nosotros liberemos un poco nuestra mente y rompamos esos esquemas. 
Esta rotura nos ayuda a tener más flexibilidad mental lo que se traduce en positivismo, seguridad en uno mismo y más capacidad para encontrar soluciones a problemas diversos, ya que estás entrenando tu creatividad. 
  ¿Aún crees que no necesitas Creatividad en tu vida?

Importante:
   Los libros son uno de los tesoros más maravillosos que podemos tener y regalar. Debemos acercar Este ejercicio no debería de suplir por completo a la lectura de cuentos. Este ejercicio es para combinarlo con ellos, para potenciarlos, para hacerlos más atractivos. Como padres os ayudará a
practicar la lectura dramática, las intenciones en la voz y el ritmo teatral. Y los pequeñuelos generarán recursos creativos para, más adelante, disfrutar por si sólo de la lectura.
la lectura a los niños desde muy pequeños y que vean que nosostros disfrutamos leyendo también. Leerles cuentos desde pequeños dejando que miren las letras y los dibujos va conformando en sus cabecitas el esquema de las letras, la relación entre dibujos, grafismos y contenidos y cuando aprendan a leer les resultará más fácil porque no les es ajeno en absoluto. Además de que favorece su vocabulario y amplía sus conocimientos.




Encuentra libros con cuentos variados, de todo el mundo y cualquier época, para variar cada noche aquí.

¿Conoces a Roald Dahl? Es uno de mis autores predilectos. Un genio contando historias para niños, todas maravillosas y creativas, y de todas se aprende muchísimo.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Lenguaje corporal: la sonrisa

¿Para qué sonreímos? Quizá muchos me responderéis con rapidez: "para parecer

amigables" o bien "para hacer que los demás se sientan agusto". Y todos estaréis de acuerdo en que podemos sonreir de forma sincera o fingida ¿verdad? Pues hay mucho más en una sonrisa, aunque todo la anterior sea cierto. De hecho hay más que sólo un par de tipos de sonrisa y todas tienen su explicación.

  La sonrisa genera una reacción positiva en los demás, y es que, como animales al fin y al cabo que somos, la primera lección de supervivencia es que lo que debemos hacer antes de nada es mostrar a otros de nuestra especie que no somos una amenaza, que venimos en son de paz, sumisos y que desamos ser aceptados. Y esto nos viene de serie, es un gesto primitivo. Pero no pasemos por alto este matiz: la sonrisa es un gesto de sumisión. Así que, en el lado contrario, quién no sonríe mucho, o se nos presenta sin sonrisa alguna nos está dejando claro que no es alguien sumiso, que no le importa s…

Ejercicio para el hemisferio derecho del cerebro

Desarrollando el hemisferio derecho, trabajando la creatividad, tendremos otra visión de la vida y sus situaciones. Otra visión o una visión más añadida a la que nos ofrece nuestro dominante hemisferio izquierdo. Para poder ver el lado bueno de las cosas ambos hemisferios han de trabajar al mismo nivel. Pongamos como ejemplo el color blanco: usando un solo hemisferio diremos que algo es blanco y ya está. El otro hemisferio será el que vea (y de nombre subjetivo) el blanco roto, blanco crudo, blanco cáscara de huevo.... Da igual la edad que tengamos, podemos APRENDER A VER, APRENDER A PENSAR, APRENDER 
 A SENTIR, APRENDER A OÍR.

Diferencias entre niños de alta demanda, niños hiperactivos y niños nerviosos

Todos los niños son demandantes, porque todos nos necesitan total y

exclusivamente para su desarrollo. Hay que hacerse a la idea de que tener un hijo supone, entre otras muchas cosas, que se genera un vínculo de por vida. Ese vínculo conlleva que siempre estaremos preocupados por él, siempre haremos los posible porque sea feliz y que, al menos durante los primeros años, volcaremos toda nuestra energía, nuestro tiempo, nuestro ser, en ayudarles a que se desarrollen adecuadamente y hacia la autosuficiencia.
  Pues bien, teniendo claro que lo normal es que haya situaciones en las que nuestros hijos nos agoten y no podamos más, vamos a intentar encontrar las señales que indican que mi hijo no es sólo un niño activo y despierto sino que hay algo más.