Ir al contenido principal

Lincoln, la película: Un trabajo bien hecho

  Dado que este es un blog para actores, para su formación, pero también para a "Lincoln" de S. Spielberg y lo hacer llegar la cultura y su importancia y necesidad en nuestras vidas
todos los que lo lean, no creo que esté fuera de lugar una recomendación cinematográfica. Ayer vi la película
primero que pensé al terminar fue en que tenía que hacer una reseña en mi blog. ¿Por qué? Pues simplemente porque es un ejemplo de un trabajo bien hecho. A través de la crítica a esta película, además, creo que podré tocar ciertos puntos necesarios en lo que a la formación actoral y audiovisual se refiere.

  El tema

  Soy una persona a la que le gusta la historia pero no precisamente la que trata temas bélicos y políticos (sí, lo sé, puede que quede muy poca historia que contar si descartamos esos dos puntos). Aún así esta película, que dura 2 horas y media, no me ha resultado pesada en absoluto. Podría entender que así le sucediera a personas que no sientan pasión por el arte dramático o la historia porque esos son los dos pilares de esta cinta. Se habla mucho, muchísimo en toda la película, todo es hablar, discutir, decidir... hay muchos personajes y todos tienen algo que decir y todo es importante. Este hecho exige del espectador mucha concentración, sobre todo si como a mi, los temas políticos y de estrategia le entran por una oreja y se hacen una mancha negra indescifrable en el cerebro. Pero, y aquí entra mi primer "bien hecho", al ser un guión tan bien escrito (hablando de personajes, su psicología y lo que dicen) no sobra ni una coma. No hay "paja". Creo que debido al momento histórico que  trata, el tiempo en el que tiene que ser transmitido y el respeto que se merece no hay opción a que sobre nada, no hay porqué "teatralizar".  Esto me parece un buen trabajo del director. Conseguir que sintamos que estamos viendo la auténtica historia, tal cual sucedió. Como ya he dicho la historia no es mi fuerte, y a lo largo del tiempo todo se tergiversa, pero me gustaría pensar que esta película, más que arte, es un medio de transmisión, poderoso e incuestionable, de un momento histórico que bien merece ser recordado. Tal es el efecto "viaje en el tiempo" que causó en mi que se me olvidó el inevitable final de la historia, y me sorprendió como si lo estuviese viviendo en tiempo presente.

Los actores

  Resulta que Liam Neeson iba a encarnar al protagonista (supongo que la altura del actor influiría más que su capacidad interpretativa) pero como el proyecto se retrasaba demasiado abandonó, y Daniel Day-Lewis. No hay trabajo de este hombre que no genere opinión, y eso, queridos lectores-actores, marca al artista como tal. Puedes gustar o no, pueden describir tu trabajo como exquisito, genial, maravilloso y a la vez otra persona dirá de él que es triste, absurdo u horroroso, pero mientras genere puntos de vista es que mueve algo dentro de la gente y entonces será arte. Si tu trabajo no merece una crítica, ni aún negativa, es que aún está por madurar. Y cuando te sientas para ver algo de Day-Lewis sabes que no te dejará con hambre. Sabes que es un actor que presentará un trabajo habiendo investigado todo lo posible, rellenado todos los huecos emocionales, contestado todas las preguntas. Un actor que se habrá apasionado tanto en su transformación que puede que se haya pasado de la raya y se crea que es el personaje. Pero, siendo egoísta y gran apasionada de este arte, eso ya es su problema, yo disfrutaré de un momento sobrecogedor.
¡gracias a Dios! En su lugar lo hizo el impresionante actor
  No se queda atrás Sally Field, para mí una actriz maravillosa, generosa, y humilde en su ejecución, pero que, y por eso mismo, cuando menos te lo esperas ya te ha calado tan hondo que te sorprendes invadido por su trabajo. Para mi es una verdadera joya en esta película una escena entre estos dos actores, en la intimidad, donde hablan de sus sentimientos. Esa escena la recomiendo a todos mis alumnos y a aquellos que estén  aprendiendo porque es un gran ejemplo de lo que sí se debe hacer. En toda la película no tiene desperdicio ningún actor, incluso James Spader, hombre que siempre me había dado tanta grima, está genial, dentro de lo que es el papel que tiene. 



La fotografía

  Janusz Kaminski. Ya está, este nombre se queda dentro de mi lista de favoritos de ahora en
adelante. Qué si, que ves "Tigre y Dragón" y te maravillas con sus paisajes y su fotografía pero casi es imposible hacerlo mal con esos exteriores. Pero, amigo, coges esta película, casi todo interiores, planos cortos y consigues que casi cada fotograma sea un cuadro, una obra dotada de equilibrio, sensibilidad  e información, y entonces hay que posarte la gorra. ¡Es la primera vez que lloro por la fotografía de una película! ¡Por el amor de Dios, ni que fuese la más friki del mundo de la foto! Lamento no haberlo conocido antes, y quizá esto no diga nada bueno en mi favor, pero es que nunca me había impactado tantísimo la fotografía de una película ¡mientras veía la película!

El doblaje

  Desde aquí quiero dar mi más sincera enhorabuena por su magnífico trabajo a los actores Jordi Brau
y Vicky Peña, y supongo que también tendría mucho que ver el director de doblaje Gonzalo Abril. Todos aquellos que hablan mal del doblaje, que dicen que quita valor a las interpretaciones de los actores, no tienen toda la razón. ¡Cuántos actores ven mejorado su trabajo gracias a los actores de doblaje! ¡Cuántos actores españoles ojalá fuesen doblados, por inéptos! Y aquí, siendo tan difícil porque el trabajo ya era magnífico, corriendo el riesgo de empeorarlo, tengo que decir que fue maravilloso el resultado. Y es que en España puede que el mejor nivel artístico y profesional lo tengamos en el doblaje y por eso es tan denostado, porque aquí cuando algo es verdaderamente bueno lo pisoteamos, no vaya a ser que suba el nivel y tengamos que esforzarnos más. 

Conclusión

En fin, que tanto a nivel de conocimientos históricos como artísticos esta película merece un puesto en nuestra videoteca básica. No puedes dejar de verla si eres actor por todo lo que te puede enseñar, podría servirte de referente. Y a nivel histórico es una buena forma de aprender un poquito y puede que luego quieras saber más, la verdad es que la vida de A.Lincoln no tiene desperdicio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ejercicio para el hemisferio derecho del cerebro

Desarrollando el hemisferio derecho, trabajando la creatividad, tendremos otra visión de la vida y sus situaciones. Otra visión o una visión más añadida a la que nos ofrece nuestro dominante hemisferio izquierdo. Para poder ver el lado bueno de las cosas ambos hemisferios han de trabajar al mismo nivel. Pongamos como ejemplo el color blanco: usando un solo hemisferio diremos que algo es blanco y ya está. El otro hemisferio será el que vea (y de nombre subjetivo) el blanco roto, blanco crudo, blanco cáscara de huevo.... Da igual la edad que tengamos, podemos APRENDER A VER, APRENDER A PENSAR, APRENDER 
 A SENTIR, APRENDER A OÍR.

Lenguaje corporal: la sonrisa

¿Para qué sonreímos? Quizá muchos me responderéis con rapidez: "para parecer

amigables" o bien "para hacer que los demás se sientan agusto". Y todos estaréis de acuerdo en que podemos sonreir de forma sincera o fingida ¿verdad? Pues hay mucho más en una sonrisa, aunque todo la anterior sea cierto. De hecho hay más que sólo un par de tipos de sonrisa y todas tienen su explicación.

  La sonrisa genera una reacción positiva en los demás, y es que, como animales al fin y al cabo que somos, la primera lección de supervivencia es que lo que debemos hacer antes de nada es mostrar a otros de nuestra especie que no somos una amenaza, que venimos en son de paz, sumisos y que desamos ser aceptados. Y esto nos viene de serie, es un gesto primitivo. Pero no pasemos por alto este matiz: la sonrisa es un gesto de sumisión. Así que, en el lado contrario, quién no sonríe mucho, o se nos presenta sin sonrisa alguna nos está dejando claro que no es alguien sumiso, que no le importa s…

Calentamiento físico para una clase de Expresión Corporal

Es conveniente calentar el cuerpo mínimamente antes de empezar una clase de Expresión Corporal, ya que las clases suelen ser muy movidas, con mucha actividad, así que será preciso ir de menos a más con el objetivo de tener nuestro cuerpo (una de nuestras herramientas como actores) listo para que podamos expresarnos con él de forma lo más cercana posible a nuestra imaginación. Este calentamiento de articulaciones no estaría de más antes de cualquier clase para actores, ya que el actor siempre trabajará con su cuerpo y es preferible tenerlo activo para empezar a crear. De todas formas el calentamiento de una clase de Expresión Corporal no se basará meramente en los típicos ejercicios que todos conocemos, preparatorios para un ejercicio gimnástico o deportivo. Desde el primer movimiento que se realice en una clase como ésta la imaginación y el querer expresar van a estar presentes.  Todo es una escena.