Cuidado de la voz: depuración anti-mucosidad

anti mocos
  Por mucho que nos cuidemos a veces el catarro nos atrapa sí o sí. Poco más podemos hacer que antes de ponernos a depurar, cambiarlo y solucionar con ello el problema de una vez por todas.  
soportarlo hasta que pase, aunque podemos aplicar remedios para sobrellevarlo mejor. Pero, aunque el estado gripal o catarro se vaya, la mucosidad puede quedarse agarrada en el pecho y los senos paranasales por laaaaargo tiempo, viéndonos obligados a vivir con ella a cuestas. (Resulta sorprendente cómo nos acostumbramos a según qué cosas, como a vivir respirando mal, por ejemplo) En estos casos en los que la mucosidad ya lleva tiempo "conviviendo" con nosotros en mi opinión lo mejor es una depuración (receta más abajo). Eso sí: hay que investigar y saber qué es lo que causa la mucosidad, para,



Causas: 

Alimentación

- Las harinas refinadas, los lácteos, el plátano, los cacahuetes, las naranjas (curioso lo de la naranja porque tiene tanta vitamina C y por ello es fantástica para prevenir), demasiados fritos pueden originar un exceso de mucosidad. Tampoco son aconsejables los chocolates (el exceso de azúcar en general), el exceso de sal y las levaduras. En definitiva todo alimento artificial.


Hábitos

- Es preferible, en etapas de exceso de mucosidad, comer caliente a frío, pues el calor ayuda a
no lacteos
disolver el moco y abre las vías respiratorias.

Nota personal:

  Encontrarás mucha información y muy variada en internet sobre la mucosidad y qué alimentos la producen. Yo lo que escribo aquí es el conocimiento adquirido desde mi propia experiencia como "víctima" de la sinusitis crónica diagnosticada con 7 años de edad. Hace 4 años (con 27) fui a una revisión al médico especialista y la sinusitis había desaparecido por completo. Toda la vida, primero mi madre y luego yo, he cuidado mi alimentación y he ido observando a mi cuerpo, cómo reaccionaba a los alimentos y al estilo de vida. Los alimentos que de forma más drástica noto que me generan exceso de mucosidad son los lácteos, las harinas y las naranjas.  También la traté con Flores de Bach, que para mí son maravillosas (como digo siempre teniendo a un profesional que te realice formulas magistrales personalizadas, claro). Pero, en fin, paso a mostraros el remedio casero que siempre que veo necesario uso y recomiendo porque lo limpia todo! Mi novio lo hizo en una ocasión y ¡dejó de roncar! Eso sí, durante el proceso daba un poco de asquito porque soltaba mocos incluso por los lacrimales (verídico. En su caso él no había cuidado tanto la alimentación, más bien la había descuidado todo lo que dio de sí la industria del bollo).


Remedio

- Duración: 21 días
- Ingredientes: Limones
                       manzanilla en infusión (la flor entera, no bolsitas de té)
                       romero en infusión
                       eucalipto en hojas

- Proceso:        

  1. Desayuno: En ayunas zumo de 2 limones + un vaso de decocción de manzanilla (eso es: en un vaso con agua echas 2 cucharaditas de café de manzanilla la noche anterior y dejas reposando hasta la mañana siguiente)
  2. Comida: tras comer tomar una taza de infusión de romero calentita (no le eches ni azúcar ni miel)
  3. Cena: antes de cenar otro zumo de 2 limones. Tras la cena haz vahos con eucalipto (eso es: hierve agua en una olla y échale unas hojas de eucalipto. Pon la olla sobre una mesa y tu cara sobre ella, mientras te tapas la cabeza con una toalla para que no se escape el vaho y puedas inhalarlo todo todito todo)

Y listo. Sé que es un poco pesado hacerlo durante 21 días, pero es mano de santo. Además para los que trabajamos con la voz es recomendable hacerlo una vez al año, y por estas fechas (invierno) casi mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí. Todos los comentarios son revisados.