Ir al contenido principal

Ejercicio para expresarse con el hemisferio derecho del cerebro

hombre estatua ejercicio actoral  He aquí otro ejercicio para ayudarnos a despertar el hemisferio derecho del cerebro (si quieres ver otro pincha aquí) y ayudarnos a vivir con creatividad. En el artículo que te enlazo AQUI  tienes información sobre porqué es importante y necesario trabajar el hemisferio derecho.  Así pues, teniéndolo todo explicado de
antemano, sólo me resta transmitirte este maravilloso ejercicio que pueden trabajar tanto niños como adultos.




Ejercicio de las Estatuas Profundas

Objetivo:  

En este ejercicio buscamos ser conscientes de las sensaciones y unirlas a la palabra y al cuerpo.

palabra + sensación/sentimiento + representación corporal

=
completamos nuestro círculo!

  Las palabras nos generan imágenes automáticas en nuestro cerebro y esas imágenes a su vez nos generan una emoción. Puede que no encontremos lógica a la sensación que nos provoca esa imagen, que no tenga nada que ver con ella, pero eso es una cuestión que se plantea nuestro hemisferio izquierdo. Para nuestro hemisferio derecho tiene todo el sentido del mundo. Tiene tanto sentido como nosotros mismos tenemos. Es nuestra personal apreciación del mundo y, a través de ejercicios como éste, podremos llegar a conocernos mejor a nosotros mismos y quizá resolver algunas dudas.
  El mundo, la sociedad, nos dicta qué tenemos que pensar y cómo debemos recibir la información. Si aparece algún pensamiento o sensación diferente lo aplacamos, lo acallamos. Se supone que es una tontería y que no sirve para este mundo. Pues bien, así lo que estamos haciendo es cortar toda creatividad porque así es como crean los artistas, expresando su visión del mundo de una forma diferente a la aprendida, a la "lógica". La buena noticia es que a todos nos pasa, es decir, que todos tenemos una propia apreciación del mundo, así que todos podemos ser artistas.  La verdad es que poner trabas a la creatividad es más complicado y lleva más esfuerzo que dejarnos tal cual nacemos que nos vayamos desarrollando.

 "Y siendo así se me ocurre pensar que si el mundo potenciase la creatividad  ser artista sería lo común, no lo especial, y lo que sí sería raro serían los economistas, banqueros o matemáticos, jeje. En fin."

Ejercicio

  • Uno de nosotros será el jefe/profesor/master, como queráis llamarlo. Puede hacer el ejercicio también pero habrá de decir las palabras y llevar a los participantes a que no se conformen con la primera elección, llevarles a ser muy fieles a sus emociones.
  • Los participantes se moverán por el espacio tranquilamente paseando, intentando no pensar en nada
  • El master dirá una palabra (puede ser cualquier cosa, sustantivo, adjetivo, verbo...) y automáticamente los participantes se pondrán como estatuas, paralizados, en la postura y con la expresión que mejor describa lo que esa palabra provoca en cada uno de ellos
  • El máster puede entonces ir uno por uno, mientras mantienen la postura, haciéndoles preguntas a las que podrán contestar  y juntos, con su diálogo, podrán llevar al paticipante a que su postura sea más fiel a su sentimiento y , a la vez, a verbalizar y racionalizar ese sentimiento.
  • Se deshacen las estatuas y volvemos a empezar



Consideraciones

  • No hay forma de hacerlo mal, vale cualquier sentimiento unido a cualquier palabra, no se juzgará
  • Cuanto más abstracto y alejado de lo que se entiende por "correcto" mejor
  • Con niños es genial tanto para ellos como para sus padres para conocerles mejor o para conseguir que expresen sentimientos reprimidos.
  • El papel del maestro en este caso es delicado y tiene que hacerse con el mayor de los respetos.


  Es uno de mis ejercicios favoritos y que puesto en práctica rompe el hielo y ayuda a entender cómo se trabaja con el hemisferio derecho.


  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lenguaje corporal: la sonrisa

¿Para qué sonreímos? Quizá muchos me responderéis con rapidez: "para parecer

amigables" o bien "para hacer que los demás se sientan agusto". Y todos estaréis de acuerdo en que podemos sonreir de forma sincera o fingida ¿verdad? Pues hay mucho más en una sonrisa, aunque todo la anterior sea cierto. De hecho hay más que sólo un par de tipos de sonrisa y todas tienen su explicación.

  La sonrisa genera una reacción positiva en los demás, y es que, como animales al fin y al cabo que somos, la primera lección de supervivencia es que lo que debemos hacer antes de nada es mostrar a otros de nuestra especie que no somos una amenaza, que venimos en son de paz, sumisos y que desamos ser aceptados. Y esto nos viene de serie, es un gesto primitivo. Pero no pasemos por alto este matiz: la sonrisa es un gesto de sumisión. Así que, en el lado contrario, quién no sonríe mucho, o se nos presenta sin sonrisa alguna nos está dejando claro que no es alguien sumiso, que no le importa s…

Ejercicio para el hemisferio derecho del cerebro

Desarrollando el hemisferio derecho, trabajando la creatividad, tendremos otra visión de la vida y sus situaciones. Otra visión o una visión más añadida a la que nos ofrece nuestro dominante hemisferio izquierdo. Para poder ver el lado bueno de las cosas ambos hemisferios han de trabajar al mismo nivel. Pongamos como ejemplo el color blanco: usando un solo hemisferio diremos que algo es blanco y ya está. El otro hemisferio será el que vea (y de nombre subjetivo) el blanco roto, blanco crudo, blanco cáscara de huevo.... Da igual la edad que tengamos, podemos APRENDER A VER, APRENDER A PENSAR, APRENDER 
 A SENTIR, APRENDER A OÍR.

Diferencias entre niños de alta demanda, niños hiperactivos y niños nerviosos

Todos los niños son demandantes, porque todos nos necesitan total y

exclusivamente para su desarrollo. Hay que hacerse a la idea de que tener un hijo supone, entre otras muchas cosas, que se genera un vínculo de por vida. Ese vínculo conlleva que siempre estaremos preocupados por él, siempre haremos los posible porque sea feliz y que, al menos durante los primeros años, volcaremos toda nuestra energía, nuestro tiempo, nuestro ser, en ayudarles a que se desarrollen adecuadamente y hacia la autosuficiencia.
  Pues bien, teniendo claro que lo normal es que haya situaciones en las que nuestros hijos nos agoten y no podamos más, vamos a intentar encontrar las señales que indican que mi hijo no es sólo un niño activo y despierto sino que hay algo más.