Ir al contenido principal

Voz nasal: Cómo corregirla

  La voz nasal en ocasiones puede resultar molesta para el que escucha y también causar complejo a
voz nasal
quien la tiene. Además una voz nasal impide que el emisor pueda comunicarse de forma óptima ya que no resulta agradable escucharle, llevándose éste problema toda la atención de los demás. Éste tipo de voz suele ir acompañado de un tono de voz bastante agudo, ya que al emitir la mayoría de los sonidos por la nariz llevamos los sonidos demasiado arriba en nuestro aparato fonador. Los tonos de voz muy agudos dan el mensaje psicológico a quien nos escucha de que somos personas débiles y dependientes, aunque ello no tenga porqué ser cierto, pero nos tratarán como sí así fuera. Quizá forme ya parte de su personalidad y se sienta muy a gusto con su voz, de ser así no cambie nada y ¡reciba mi enhorabuena! Pero si desea corregirla y tener una voz más melodiosa se puede hacer con una reeducación de la colocación de la garganta y la boca al emitir sonido, si no hay un problema físico.



Colocación de la voz nasal:

  La voz nasal se produce, como ya dijimos, al emitir demasiados sonidos a través de la nariz. Esto es que vocalizamos con la boca pero llevamos el sonido a la nariz. Para conseguirlo cerramos la garganta bastante (lo mismo que hacemos para intentar cantar tonos agudos cuando no tenemos experiencia) tratando de evitar (sin darnos cuenta, claro) que el sonido salga por la boca. Os dejo aqui el enlace a un blog de logopedia donde lo explica más detalladamente.

Para saber hasta qué punto es nasal nuestra voz haremos lo siguiente:


  • Nos taparemos la nariz y hablaremos un rato. Cuanto más nos vibre la nariz y más nos cueste hablar teniéndola tapada más nasal será nuestra voz. 
Las únicas letras que deberán hacer vibrar nuestra nariz son la M y la N.

Ejercicio de corrección:


  •   Nos taparemos la nariz como hicimos antes
  • Bostezaremos y mantendremos la postura de la garganta que se pone en el bostezo (al bostezar abrimos la garganta, que es lo contrario a lo que le hacemos cuando hablamos con voz nasal)
  • Hablaremos con la nariz tapada intentando que no vibre y con la garganta abierta como en el bostezo. De esta forma reeducamos la colocación. Notaremos que nuestro tono de voz baja notablemente y al principio nos sentiremos como un ogro hablando pero ¡tranquilos! es sólo mientras que aprendemos a colocar nuestra voz, después se normalizará. 

¡Listo! ¡Por aquí empieza el cambio! Recordad grabaros desde el principio para ir viendo la evolución. Os dejo un vídeo con todo explicado. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lenguaje corporal: la sonrisa

¿Para qué sonreímos? Quizá muchos me responderéis con rapidez: "para parecer

amigables" o bien "para hacer que los demás se sientan agusto". Y todos estaréis de acuerdo en que podemos sonreir de forma sincera o fingida ¿verdad? Pues hay mucho más en una sonrisa, aunque todo la anterior sea cierto. De hecho hay más que sólo un par de tipos de sonrisa y todas tienen su explicación.

  La sonrisa genera una reacción positiva en los demás, y es que, como animales al fin y al cabo que somos, la primera lección de supervivencia es que lo que debemos hacer antes de nada es mostrar a otros de nuestra especie que no somos una amenaza, que venimos en son de paz, sumisos y que desamos ser aceptados. Y esto nos viene de serie, es un gesto primitivo. Pero no pasemos por alto este matiz: la sonrisa es un gesto de sumisión. Así que, en el lado contrario, quién no sonríe mucho, o se nos presenta sin sonrisa alguna nos está dejando claro que no es alguien sumiso, que no le importa s…

Ejercicio para el hemisferio derecho del cerebro

Desarrollando el hemisferio derecho, trabajando la creatividad, tendremos otra visión de la vida y sus situaciones. Otra visión o una visión más añadida a la que nos ofrece nuestro dominante hemisferio izquierdo. Para poder ver el lado bueno de las cosas ambos hemisferios han de trabajar al mismo nivel. Pongamos como ejemplo el color blanco: usando un solo hemisferio diremos que algo es blanco y ya está. El otro hemisferio será el que vea (y de nombre subjetivo) el blanco roto, blanco crudo, blanco cáscara de huevo.... Da igual la edad que tengamos, podemos APRENDER A VER, APRENDER A PENSAR, APRENDER 
 A SENTIR, APRENDER A OÍR.

Diferencias entre niños de alta demanda, niños hiperactivos y niños nerviosos

Todos los niños son demandantes, porque todos nos necesitan total y

exclusivamente para su desarrollo. Hay que hacerse a la idea de que tener un hijo supone, entre otras muchas cosas, que se genera un vínculo de por vida. Ese vínculo conlleva que siempre estaremos preocupados por él, siempre haremos los posible porque sea feliz y que, al menos durante los primeros años, volcaremos toda nuestra energía, nuestro tiempo, nuestro ser, en ayudarles a que se desarrollen adecuadamente y hacia la autosuficiencia.
  Pues bien, teniendo claro que lo normal es que haya situaciones en las que nuestros hijos nos agoten y no podamos más, vamos a intentar encontrar las señales que indican que mi hijo no es sólo un niño activo y despierto sino que hay algo más.