Ir al contenido principal

Ejercicio de expresión corporal: Abstracción del movimiento

ejercicio de abstracción  Este ejercicio me gusta porque el resultado deja satisfecho y con sensación de haber creado arte a
cualquiera que lo realice, con lo cual es un ejercicio perfecto para "romper el hielo" de los alumnos
principiantes y siempre positivo para alumnos/actores para calentar.


  El ejercicio se llama Abstracción del movimiento y consiste en lo siguiente:

  • El ejercicio se hará sobre una pieza musical de cualquier tipo (mejor si es enérgica o la velocidad y la fuerza de la misma van en aumento)
  • Escogeremos un máximo de 4 movimientos cotidianos en mímica (muy sencillos y reconocibles) y haremos una serie con ellos que se repetirá sin cesar. Ej: 1.abro el armario 2.cojo una chaqueta 3.me la pongo 4.abro la puerta de la calle y salgo.
  • Mientras suena la música repetiremos una y otra vez la serie de 4 movimientos pero cada vez que la repitamos el movimiento se irá "deshaciendo", dejará de ser una mímica perfecta y detallada a un movimiento cada vez más amplio, más grande, que ocupa más espacio.
  • Es importante NO PENSAR ni siquiera para escoger los 4 movimientos de mímica. Si te bloqueas, si te quedas en blanco deja que tu cuerpo se mueva, que realice cualquier movimiento y deja que se transforme en algo que conozcas, en una idea que te sirva para trabajar. Deja que tu cuerpo hable. 
  • Al llegar al final de la pieza musical lo que tiene que verse es a una persona moviéndose con energía, ocupando el escenario, sin miedo, sin pensar, sin criticarse. 
  • A mi cuando termina el ejercicio me gusta pedir a los alumnos uno por uno que realicen su danza final y que los compañeros adivinen cuales eran los 4 movimientos iniciales. Tanto si se adivina como si no eso no es lo importante, lo importante es que has creado algo bonito, intenso, y si además no te veías capaz de bailar ¡imagínate qué sensación! 
Un ejercicio con el que mandamos el mensaje al cerebro de que se pueden y se deben romper las barreras, romper con lo que se conoce y se controla, no pensar y crear sin que el peso de la palabra ARTE te aplaste la ilusión. El mensaje de "simplemente crea" .

Comentarios

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí. Todos los comentarios son revisados.

Entradas populares de este blog

Lenguaje corporal: la sonrisa

¿Para qué sonreímos? Quizá muchos me responderéis con rapidez: "para parecer

amigables" o bien "para hacer que los demás se sientan agusto". Y todos estaréis de acuerdo en que podemos sonreir de forma sincera o fingida ¿verdad? Pues hay mucho más en una sonrisa, aunque todo la anterior sea cierto. De hecho hay más que sólo un par de tipos de sonrisa y todas tienen su explicación.

  La sonrisa genera una reacción positiva en los demás, y es que, como animales al fin y al cabo que somos, la primera lección de supervivencia es que lo que debemos hacer antes de nada es mostrar a otros de nuestra especie que no somos una amenaza, que venimos en son de paz, sumisos y que desamos ser aceptados. Y esto nos viene de serie, es un gesto primitivo. Pero no pasemos por alto este matiz: la sonrisa es un gesto de sumisión. Así que, en el lado contrario, quién no sonríe mucho, o se nos presenta sin sonrisa alguna nos está dejando claro que no es alguien sumiso, que no le importa s…

Ejercicio para el hemisferio derecho del cerebro

Desarrollando el hemisferio derecho, trabajando la creatividad, tendremos otra visión de la vida y sus situaciones. Otra visión o una visión más añadida a la que nos ofrece nuestro dominante hemisferio izquierdo. Para poder ver el lado bueno de las cosas ambos hemisferios han de trabajar al mismo nivel. Pongamos como ejemplo el color blanco: usando un solo hemisferio diremos que algo es blanco y ya está. El otro hemisferio será el que vea (y de nombre subjetivo) el blanco roto, blanco crudo, blanco cáscara de huevo.... Da igual la edad que tengamos, podemos APRENDER A VER, APRENDER A PENSAR, APRENDER 
 A SENTIR, APRENDER A OÍR.

Diferencias entre niños de alta demanda, niños hiperactivos y niños nerviosos

Todos los niños son demandantes, porque todos nos necesitan total y

exclusivamente para su desarrollo. Hay que hacerse a la idea de que tener un hijo supone, entre otras muchas cosas, que se genera un vínculo de por vida. Ese vínculo conlleva que siempre estaremos preocupados por él, siempre haremos los posible porque sea feliz y que, al menos durante los primeros años, volcaremos toda nuestra energía, nuestro tiempo, nuestro ser, en ayudarles a que se desarrollen adecuadamente y hacia la autosuficiencia.
  Pues bien, teniendo claro que lo normal es que haya situaciones en las que nuestros hijos nos agoten y no podamos más, vamos a intentar encontrar las señales que indican que mi hijo no es sólo un niño activo y despierto sino que hay algo más.