Ronquera: causas, prevención y curas


Ronquera, causas prevención cura


La ronquera se caracteriza por la incapacidad de emitir sonido de forma habitual, con nuestra voz, emitiendo en su lugar una especie de susurro o voz raspada. Puede ser permanente pero aquí hablaremos de la momentánea.

Causas: 

El uso inadecuado de nuestra voz y la falta de cuidados pueden llevarnos a sufrir ronquera.


·         Forzar la voz: Hablar mucho y sin descanso, o a un tono muy elevado puede hacer que te quedes sin voz de vez en cuando, el problema es cuando esta ronquera no cesa, en este caso tendremos que visitar a un médico especialista pues puede que hayamos generado nódulos o pólipos en nuestra garganta. Pero, como ejemplos de ronquera momentánea, seguro que muchos de nosotros nos habremos levantado sin voz al día siguiente de disfrutar cantando sin mesura en un concierto.
·         Fumar:  Las cuerdas vocales, como todo nuestro cuerpo, necesitan hidratación. El fumar las deshidrata, las reseca y, cuanto más fumemos, más tendremos que forzar las cuerdas vocales para que emitan sonido.
·         Falta de hidratación: Puede que no fumes pero tampoco tomes suficientes líquidos. Como comentamos anteriormente, la falta de hidratación le sienta muy mal a tus cuerdas vocales.
·         Cansancio:  Si algo delata nuestro estado de ánimo y energético es la voz. La falta de descanso hará que tus cuerdas digan “vasta!” y se vayan a dormir sin ti.
·         Stress: ¿A qué no afecta el stress? Y es que es peligrosísimo. Un disgusto reciente, un estado nervioso alterado, demasiada presión en el trabajo o en casa… ronquera
·         Frío: ¿Has visto alguna vez a algún cantante con pañuelo al cuello? No es por presumir, es que cualquier cambio de temperatura puede afectar a nuestro aparato fonador. En su caso, al ser su herramienta de trabajo, tienen que andarse con mucho cuidado.
·         Catarro o gripe: Lo más común. Puede que el catarro nos haya generado una infección de garganta, o puede que a base de toser la hayamos irritado.
·         Infección: Si además va con dolor es probable que sea una infección. No dejes que avance y vete al médico!

  La ronquera se puede prevenir y se puede curar. Adquirir buenos hábitos nunca está de más, por otra parte, aunque al principio cueste, luego, al convertirse en hábitos, nos hacen la vida más práctica. Mejor prevenir que curar.

Prevenir

·         Hablar menos y sin tratar de que se te escuche por encima de los demás. Espera tu turno para hablar, además de que cuidarás tu voz, te dará tiempo a organizar tus argumentos mientras los demás hablan y te harás oir mejor.
·         Baja el volumen. Pregunta a tu familia o amigos si hablas muy alto. Quizá no te des cuenta. Puedes apoyarte en ellos también para encontrar el volumen adecuado ya que si no te dabas cuenta de lo alto que hablabas, seguro que un tono normal te parecerá demasiado bajo, aunque no sea así.

·         Apóyate en el diafragma. Usa la respiración diafragmática y conseguirás aprovechar mejor el aire y proyectar más. Así no tirarás de garganta.
·         Evita la tensión en la garganta. Puede que al hablar tensiones la garganta y parte del cuerpo. Para solucionar éste mal hábito necesitas reeducarte corporalmente. Te recomiendo aprender a colocarte en la postura correcta, aprender a usar tu diafragma y tus resonadores faciales. Cualquier ejercicio de dicción también te ayudará porque aprenderás a vocalizar usando los músculos de la cara, no del cuello.
·         Si trabajas usando tu voz es indispensable que calientes bien tu aparato fonador antes del uso prolongado de éste.
·         Si te pasas el día cabreado o tu trabajo te obliga a gritar, una de dos: o te relajas o te compras un megáfono. Lo que sea pero no grites.
·         Evitar espacios con humo. Aunque no seas fumador, el estar un tiempo prolongado en un espacio lleno de humo te hará el mismo efecto que si fumases.
·         Si trabajas con tu voz no tomes chocolates antes de su uso, provocan flema y te podría llevar a carraspear, y el carraspeo podría irritarte la garganta.
·         Ni hielo ni alcohol antes del uso profesional de la voz. Éstos actúan como anestésico de tus cuerdas vocales y no sabrás si estás haciéndote daño en tu garganta.
·         Cuidado con los aires acondicionados. Provocan sequedad además de un cambio brusco de temperaturas entre el interior y el exterior.
·         Cuidado con carraspear. Si somos nerviosos o tímidos a veces adquirimos el mal hábito de carraspear (realizar una pequeña tos entre frases o palabras). Es mejor eliminar el hábito, claro, pero si es por necesidad, es decir, si es porque algo se nos queda atorado en la garganta es mejor realizar el ejercicio del PRRRR, para intentar quitarlo con la vibración y no con la tos.
·         Todo lo que puedas hacer para evitar el stress mejor que mejor. No solo por tu voz si no por toda tu salud en general.
·         Si eres sensible a los cambios de temperatura lleva siempre contigo un pañuelo para ponértelo en caso de ráfagas de viento frías, por ejemplo.
·         Come bien. Y es que las digestiones pesadas pueden causarnos reflujo gástrico y éste a su vez nos irrita la garganta al subir por el esófago.
·         No usar descongestionantes nasales. Al menos no los químicos ya que nos irritan la garganta. Si su uso es imprescindible es mejor los sueros de agua salada.

Curar

En caso de que no hayamos podido evitarlo te presento unos sencillos pero útiles tratamientos.

·         La miel suaviza la garganta. Puedes tomarla en infusión o sola.
·         Infusión de salvia, vinagra de manzana y miel. En vez de tomarla funciona mejor si haces gárgaras con ella. Es usada en caso de infecciones ya que limpia y desinfecta.
·         Si es por tener la voz cansada lo mejor es no hablar y beber rico zumo de mora caliente.
·         Si es por carraspear a causa de la mucosidad aquíte dejo el enlace a otro remedio.
·         Toma todo el líquido que puedas para rehidratarte y limpiarte.
  -        Si es causado por reflujo gástrico toma el remedio que mejor te sirva para aliviarlo lo antes posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí. Todos los comentarios son revisados.